Vitaminas y minerales son los nutrientes más habituales en los complementos alimenticios, pero también pueden contener aminoácidos, fibra, plantas, ácidos grasos esenciales y otros ingredientes naturales como la levadura roja de arroz, la condroitina o la glucosamina. Se trata de nutrientes concentrados, de los que a menudo carecemos porque no están dentro de nuestra dieta o porque los ingerimos en cantidad insuficiente debido al estilo de vida de la sociedad actual: el sedentarismo y la falta de tiempo para cuidar nuestra alimentación pueden dificultarnos mantener ciertos hábitos saludables.

En Dimefar defendemos un consumo responsable de los complementos alimenticios y que estos no son en ningún caso sustitutivos de una dieta equilibrada y ejercicio físico habitual. Con una experiencia de más de 35 años trabajando para cuidar la salud y el bienestar de nuestros clientes, somos especialistas en productos para cubrir las necesidades nutricionales de los consumidores y siempre hemos puesto especial atención a la seguridad.

La normativa APPCC y GMP

Nuestros productos naturales están hechos a partir de materias primas cuidadosamente seleccionadas por expertos. Todas ellas se encuentran en las listas oficiales elaboradas por el Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), así como en las listas positivas de especies vegetales aprobadas por organismos oficiales de los diferentes países de la Unión Europea. Su elaboración, envasado y etiquetado siguen estrictamente las medidas de seguridad establecidas por las autoridades españolas y europeas.

Cumplimos rigurosamente con los parámetros más altos de calidad y seguridad. Todos nuestros complementos alimenticios cumplen con la normativa APPCC (Analisis de Peligros y Puntos Críticos y de Control) y la GMP (Good Manufacturing Practices, es decir, buenas prácticas de fabricación) de la Unión Europea. Esta regulación recoge una serie de acciones preventivas para evitar riesgos.    

El etiquetado de los complementos alimenticios    

Las normas de etiquetado de los complementos alimenticios son las mismas que se aplican a los alimentos. Deben incluir unas instrucciones de uso claras, la dosis recomendada y el listado íntegro de todos los componentes del producto. Todos los artículos de Dimefar incluyen una ficha técnica que detalla los ingredientes, la cantidad de cada uno por dosis diaria sugerida, el modo de empleo, la conservación y las advertencias a tener en cuenta en el caso de que las haya.

Los complementos alimenticios aportan la cantidad de nutrientes necesaria para el cuerpo para mantenerlo en buen estado o mejorar ciertas situaciones fisiológicas.  Recomendamos que, en el caso de estar bajo tratamiento farmacológico, consultes con un médico el consumo de nutrientes complementarios para garantizar una correcta interacción entre ellos y asegurar la eficacia de ambos. Como la ingesta de nutrientes en cualquier formato, pueden influir en la absorción, distribución, metabolismo y excreción del medicamento.

La seguridad es básica para Dimefar en nuestra voluntad de poner a disposición de nuestros clientes productos de herbodietética y fitoterapia. Nuestro espíritu innovador nos hace estar en constante búsqueda de mejoras en nuestros complementos alimenticios para proporcionar el mejor servicio a los consumidores y ofrecerles productos de la más alta calidad y con las máximas garantías de seguridad.  

Entradas relacionadas

Profesionalidad

Más de 30 años de experencia

Atención al cliente

De Lunes a Viernes de 8:00 - 15:00 h

Calidad

Ingredientes naturales de alta calidad

Fabricantes

Sin intermediarios

Pago Seguro

Pagos 100% seguros

Entregas en 24/48h

Días laborables, de lunes a viernes
© 2020 Dimefar