Buscar en el blog

Consejos para preparar tu comida navideña saludable

Consejos para preparar tu comida navideña saludable


Categorías : Manten tu línea

Para los amantes de la cocina, las comidas de Navidad, a las que podemos dedicar todo el tiempo de preparación del que carecemos el resto del año, son la ocasión idónea para reconciliarse con los fogones y disfrutar del resultado en buena compañía. Sin embargo, las comidas navideñas suelen pecar de poco equilibradas. Por eso, hoy te aportamos algunas ideas para que los banquetes que organices en estas fiestas sean, además de deliciosos, saludables.    

Dedícale tiempo a tu comida navideña saludable

La primera receta es, por supuesto, que pongamos tiempo y cariño tanto a la hora de elegir y comprar los ingredientes de la comida navideña saludable como de cocinar los platos que queramos ofrecer a la familia. En este sentido, la falta de tiempo es uno de los principales motivos por los que, hoy en día, nuestra alimentación no nos aporta todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. 

Según un estudio reciente de Nielsen, el 37% de los consumidores considera engorrosa la tarea de hacer la compra y, por este motivo, le dedica el menor tiempo posible. En esta misma línea, el estudio de Mercabarna "Claves para adaptar los mercados a las demandas del nuevo consumidor de alimentos frescos en Europa, Estados Unidos y Asia", señala que el gasto en comidas preparadas ha crecido un 21% en España a lo largo de los últimos tres años, mientras que el tiempo que pasamos entre fogones tiende a descender: dedicamos cerca de media hora a preparar el almuerzo y apenas veinte minutos a la cena.

¿Cuál es el problema de los platos precocinados? Los platos procesados abusan de productos aditivos, además de azúcar, grasa y sal, tres componentes que están detrás de muchos problemas de sobrepeso y colesterol. Igualmente destacable es la pérdida de vitaminas y minerales durante el proceso de elaboración de estos platos preparados, lo que provoca en nuestro organismo déficits de calcio, selenio, magnesio, vitamina B y D o ácidos grasos omega-3, entre otros. Es por eso que los complementos alimenticios y otros productos naturales se han erigido como una ayuda esencial para suplir las carencias que sufre nuestro organismo.

Vistos estos inconvenientes de la alimentación actual, te recomendamos que esta Navidad planifiques con calma tus comidas navideñas saludables y que realices tus compras alimentarias con antelación para asegurarte de que cuentas con todos los ingredientes sanos con los que quieres proteger la salud de los tuyos.    

Confía en la dieta mediterránea para tu comida navideña saludable

No se trata de castigar a nadie sin canelones, escudella, ternera estofada con setas, pavo relleno, cochinillo o turrones. No es eso. Pero sí que conviene que en Navidad sigas teniendo presente la dieta mediterránea. Además, el hecho de que en Navidad puedas dedicar más tiempo a la preparación de cada receta te hará descubrir las posibilidades infinitas de los alimentos tradicionales que tenemos a nuestro alcance: aceite de oliva, pescado, frutos secos, legumbres, frutas…

Es comprensible que la pirámide nutricional se deforme un poco en las fiestas navideñas, pero te animamos a evitar que se convierta en una pirámide invertida donde dulces, lácteos, carne roja y grasas saturadas lo dominen todo. Para cumplir este objetivo, te damos algunas ideas básicas: 

  • Que las comilonas navideñas no estropeen el hábito de realizar unas cinco comidas diarias. Optar por alimentos ligeros entre horas os permitirá compensar los excesos de los manjares más copiosos.
  • Limita las frituras. Es más sano utilizar el horno, el vapor o la plancha para cocinar. 
  • No abandones las verduras y las frutas. Las verduras crudas os ayudarán a hacer la digestión.
  • Que el aceite de oliva sea el rey de estas fiestas. ¿Sabías que el aceite de oliva virgen puede reducir un 30% el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, según un estudio de Predimed?
  • Ponle cerco a las grasas saturadas de la bollería, algunas carnes y los embutidos.
  • Puestos a tomar dulces navideños, elige aquellos que tengan un elevado contenido en frutos secos, como son los turrones. Los frutos secos son ricos en proteínas, grasas cardiosaludables y fibra.
  • Confía en la fibra, que facilita tanto la evacuación como la sensación de saciedad.
  • Cuidado con las eternas sobremesas si hay alcohol de por medio. El consumo excesivo de cerveza, vino o cava hace que se dispare la ingesta de calorías.   

¿Se te hace una montaña cumplir todos estos consejos para tener una comida navideña saludable? Piensa que los períodos vacacionales, por ejemplo la Navidad, son épocas idóneas para poner a punto la maquinaria y corregir aquellos hábitos de vida con los que no estamos satisfechos. Iniciar este cambio de actitud en una época en la que tenemos tanto tiempo libre, aunque también aumenten las tentaciones alimenticias, te permitirá coger velocidad de crucero para ir adquiriendo el nuevo hábito antes de que vuelvan los horarios maratonianos de enero. 

Además, siendo consciente de los aspectos que tienes que mejorar de tu forma de cocinar y de elegir los ingredientes que utilizas, identificarás también tus propias limitaciones.

Quizás descubras que, por falta de tiempo, no puedes llevar a rajatabla todos los principios que hacen que tu dieta sea saludable. Partiendo de esta concienciación, podrás compensar los aspectos en los que más flaquees y que provoquen déficits en tu organismo con complementos alimenticios. De una forma respetuosa con tu cuerpo, estos productos naturales constituyen un empujoncito para que tu salud aflore y se mantenga en el tiempo. 

Entradas relacionadas

Profesionalidad

Más de 30 años de experencia

Atención al cliente

De Lunes a Viernes de 8:00 - 15:00 h

Calidad

Ingredientes naturales de alta calidad

Fabricantes

Sin intermediarios

Pago Seguro

Pagos 100% seguros

Entregas en 24/48h

Días laborables, de lunes a viernes
© 2020 Dimefar