Preguntas y respuestas para convivir con el sol este verano

Preguntas y respuestas para convivir con el sol este verano


Categorías : Sistema Dermatológico

Las vacaciones de verano suelen ser sinónimo de sol. Año tras año, mantenemos una relación compleja con nuestro astro. Por un lado, nos apetece someternos a la luz ultravioleta porque nos hace sentir más animados y saludables, además de ponernos morenos. Pero, por otro lado, nos protegemos de su irradiación al ser conscientes de sus riesgos, que van desde el envejecimiento cutáneo hasta el cáncer de piel.

En el post de hoy os planteamos las preguntas y respuestas más habituales que solemos hacernos antes de ir a la playa, a fin de relacionarnos con el sol en su justa medida y de una manera saludable.

¿Es bueno tomar el sol?

No solo es bueno, sino que es necesario tomarlo para nuestra salud. El sol promueve la síntesis de la vitamina D, que interviene en la absorción de calcio, básico para el desarrollo y fortalecimiento de los huesos. También participa en la generación de serotonina, la hormona de la felicidad. Por si esto fuera poco, ejerce un efecto antiinflamatorio, nos ayuda a rebajar el nivel de colesterol en sangre y regula la melatonina, con lo que nos mantiene más despiertos y descansados.

 ¿Cuántas horas puedo tomar el sol?

Aquí está el quid de la cuestión, la línea que separa una relación sana con el sol de una relación tóxica. Según un estudio del Grupo de Investigación en Radiación Solar de la Universidad Politécnica de Valencia publicado en la revista Science of the Total Environment, en julio solo haría falta exponerse a la radicación ultravioleta siete minutos al día para sintetizar la vitamina D. En primavera, este plazo aumentaría hasta los once minutos, y en otoño, media hora. En general, en un país mediterráneo como el nuestro, no es necesario tumbarse para tomar el sol a propósito, ya que llevar a cabo una actividad normal en el día a día ya nos somete bastantes minutos a la acción solar. Un buen indicador para saber cuándo debemos evitar el sol es la aparición de eritema o enrojecimiento de la piel, síntoma tan característico de los destinos turísticos en verano.

¿Qué problemas comporta el exceso de sol?

Los rayos UVA y UVB generan reacciones químicas en las células cutáneas. Algunos de los efectos del sol cuando nos exponemos a él de forma excesiva son la aparición de eritemas, quemaduras, trastornos visuales, envejecimiento prematuro de la piel, aparición de arrugas y manchas solares, debilitamiento del sistema inmunitario y, claro está, cáncer de piel. El de no melanoma es el más común y se clasifica entre el carcinoma de células basales y el carcinoma de células escamosas. El primero afecta a la capa más profunda de la epidermis y suele afectar a personas que se han expuesto al sol de forma extensa. El segundo tipo, más agresivo, ataca a las zonas más habitualmente sometidas a la radiación, como cara, cuello y brazos.

¿Cómo debo protegerme del sol?

Algunas de las medidas que debes poner en práctica este verano para protegerte del sol son evitar las horas con mayor incidencia solar (en España, de 11 a 17h), cubrirte el cuerpo con ropa y accesorios, desde camiseta y gorra hasta gafas de sol, revisarte regularmente las manchas y lunares y utilizar fotoprotectores, no solo en forma de crema, sino también aquellos suministrados de forma oral como complemento alimenticio.

¿Con qué antelación me pongo la crema solar?

Hay disparidad de pareceres en este apartado. Tradicionalmente se ha recomendado aplicarse el fotoprotector media hora antes de la exposición para que los filtros químicos actúen. No obstante, un estudio reciente de la Universidad de Málaga ha comprobado que cinco minutos ya serían suficientes. Recuerda que debes volverte a aplicar la crema solar cada dos horas y cada vez que salgas del agua.

¿Cómo me aplico la crema solar?

Aplica la crema en cantidades generosas y espárcela de manera uniforme por todo el cuerpo, incluso en aquellas zonas más escondidas como las orejas o los pies. Las cremas que te dejan temporalmente la piel blanca son un buen recurso para detectar si hay alguna zona que se te ha olvidado. Para cubrirte toda la espalda, ¡utiliza un spray o pide ayuda!

Esperamos que todas estas respuestas a las preguntas más frecuentes relacionadas con la fotoprotección te ayuden a tener una relación satisfactoria con el sol este verano.   

Entradas relacionadas

Profesionalidad

Más de 30 años de experencia

Atención al cliente

De Lunes a Viernes de 8:00 - 15:00 h

Calidad

Ingredientes naturales de alta calidad

Fabricantes

Sin intermediarios

Pago Seguro

Pagos 100% seguros

Entregas en 24/48h

Días laborables, de lunes a viernes
© 2019 Dimefar