Los cinco zumos más hidratantes y saludables para el verano

Los cinco zumos más hidratantes y saludables para el verano


Categorías : Manten tu línea , Sistema Cardiovascular , Sistema Dermatológico , Sistema Digestivo

Evitar el sol en las horas de más calor y beber abundante agua son dos de los consejos que más se repiten cada verano, en especial los días en los que más sube el termómetro. Mantenerse bien hidratado es básico para regular nuestra temperatura corporal y la presión arterial, pero tiene otros beneficios. Una correcta hidratación también influye en el transporte de oxígeno a través de la sangre, contribuye a eliminar el CO2 con la respiración y ayuda a la digestión, a eliminar los desechos y a la circulación de nutrientes hacia las células.

Pero, ¿por qué es más importante hidratarse bien en verano que en invierno? Porque perdemos más agua. El cuerpo humano está formado de este líquido en un 60%. De hecho, el agua es el principal componente de la sangre, los tejidos y ciertos órganos. Habitualmente, perdemos entre 2,5 y tres litros de agua al día, aunque en verano esta cifra se incrementa a causa del aumento de la sudoración.

No obstante, el agua no es lo único que podemos beber para mantenernos bien hidratados y garantizar el correcto funcionamiento de las funciones del cuerpo, así como cuidar la piel, especialmente cuando hace más calor. Es por ello que queremos recomendaros alternativas naturales y más sabrosas para mantener los niveles de agua deseados durante el verano: los zumos.

Es importante elegir frutas y verduras con una alta proporción de agua, que, además de hidratarnos, nos aporten vitaminas y nutrientes.

1. Zumo de limón

La limonada es un clásico del verano y no por casualidad. Además de su poder hidratante, contiene vitamina C, minerales, potasio y es antioxidante, por lo que retrasa el envejecimiento. Sin embargo, es mejor no tomarlo repetidamente si padeces úlceras, por el ácido que contiene. Prepararlo es muy fácil. Para un litro de zumo, licua cuatro limones cortados en ocho trozos (piel incluida si no están encerados). Añade 100 gramos de azúcar, medio litro de agua y seis cubitos antes de volver a triturarlo todo. Después, hay que separar el jugo de la pulpa, con la que repetiremos el proceso ahora añadiendo una cucharadita de sal. Te recomendamos combinar este zumo con un poco de menta, a tu gusto.

2. Zumo de cereza

En este caso te recomendamos mezclar a tu gusto con agua las cerezas sin hueso. Es así de sencillo beneficiarte de las propiedades antioxidantes de este zumo que también regula el ritmo cardíaco y los ciclos de sueño, y ayuda a evitar la pérdidade memoria. Pero las cerezas contienen vitaminas A, C y E, potasio, magnesio, hierro, ácido fólico y fibra, por lo que también ayudan a la digestión. Su poder antiinflamatorio contribuye a reducir el dolor en tendones y músculos en el caso de sobrecargas. Y además, es muy hidratante, protege la piel, favorece el bronceado y reduce la celulitis. ¡Idóneo para el verano!    

3. Zumo de papaya

Las vitaminas A y C, el potasio y la fibra son las principales aportaciones nutricionales de la papaya. Este zumo tropical es especialmente beneficioso a primera hora de la mañana. Entre sus propiedades está el combate de la obesidad y la hipertensión y la ayuda en la digestión de proteínas. Para elaborarlo, licua la papaya con agua y el zumo de media naranja y añade hielo. ¡Ya está listo!

4. Zumo de tomate

Si eres más de hortalizas que de frutas, también tenemos opciones para ti. El tomate tiene un 94% de agua y aporta una gran cantidad de vitaminas A –que cuida la piel– y C. La preparación es un poco más compleja. Para empezar, escalda cuatro tomates frescos, enfríalos y pélalos. Colócalos en una batidora junto con una rama de apio troceada. Añade hierbabuena o albahaca y perejil fresco a tu gusto y vuelve a licuarlo. Finalmente, pon sal, pimienta y aceite de oliva. Si quieres una textura más fina, tamízalo.

5. Zumo de pepino

Todavía más agua contiene el pepino, un 96%. Entre sus ventajas destaca el bajo contenido en grasas y azúcares, y sus propiedades diuréticas y antioxidantes. El pepino aporta grandes cantidades de fibra, y vitaminas A, B y C. Todo ello contribuye a un buen funcionamiento del sistema inmunológico. Para prepararlo en casa, coloca un pepino pelado y cortado en la licuadora y añade el zumo de un limón, dos vasos de agua y dos cucharadas de miel para darle dulzor. Bátelo todo y sírvelo con hielo.

Entradas relacionadas

Profesionalidad

Más de 30 años de experencia

Atención al cliente

De Lunes a Viernes de 8:00 - 15:00 h

Calidad

Ingredientes naturales de alta calidad

Fabricantes

Sin intermediarios

Pago Seguro

Pagos 100% seguros

Entregas en 24/48h

Días laborables, de lunes a viernes
© 2019 Dimefar