Ponte las botas o las zapatillas deportivas, prepárate una mochila con agua y fruta para picar, ponte crema solar y acompáñanos al monte. ¿A qué esperas? Hoy te proponemos una excursión por el entorno natural de tu ciudad o pueblo. La misión es clara: identificar y recolectar plantas medicinales cercanas a tu lugar de residencia para confeccionar un kit de emergencia de salud natural basada en sus principios activos.

Por el camino (el camino siempre es lo más importante), respiraremos aire puro y haremos ejercicio moderado sin tener que hacer largos trayectos con el coche. ¿Empezamos?

Consejos para recolectar plantas medicinales silvestres

Antes de nada, cuando te dispongas a recoger plantas medicinales silvestres, hay una serie de medidas que puedes tomar para asegurar un consumo responsable, saludable y respetuoso con el medio ambiente:

  • Usa una guía natural para aprender a identificar las plantas medicinales de tu entorno que sean comestibles mediante la observación de sus hojas, su tallo, etc. De este modo podrás descartar las que sean tóxicas.
  • La naturaleza no es un buffet libre, así que no deberías recoger más plantas medicinales que las estrictamente necesarias. Para garantizar su supervivencia, no arranques las raíces ni cortes todas sus flores.
  • Evita los espacios protegidos o las plantas en peligro de extinción.
  • Los bordes de la carretera o las orillas del río no son buenos sitios para recolectar plantas, ya que estas pueden estar contaminadas.

Plantas medicinales que puedes encontrar en tu entorno

Una vez aclarados estos aspectos previos, ya podemos empezar nuestro recorrido por algunas de las plantas medicinales más comunes en nuestro entorno. Cabe destacar que España goza de una amplia diversidad climática, por lo que las especies disponibles pueden diferir de una zona a otra.

Hinojo

El hinojo es una de las plantas silvestres más abundantes en nuestro entorno. Las infusiones hechas con esta hierba estimulan la motilidad gástrica, son cicatrizantes y actúan como expectorante y antiespasmódico. 

Romero

El romero no solo te perfumará la mano cuando te frotes con sus hojas, sino que te ayudará a superar problemas digestivos y respiratorios. Además, es una planta antioxidante que te impulsará a mejorar el rendimiento intelectual.

Tomillo

El tomillo es otro clásico de nuestro campo. En la cocina, este condimento es ideal para abrir el apetito y facilitar la digestión en las comidas más copiosas. Si lo usas en tu botiquín natural, descubrirás sus propiedades relajantes, así como su utilidad para reforzar el sistema inmune gracias a su contenido en hierro y vitaminas, y su capacidad para relajar las afecciones respiratorias. 

Ortiga

Menos mal que la mala hierba nunca muere, porque esta planta medicinal es depurativa, diurética y recomendada para combatir hemorragias nasales y problemas de la piel.

Diente de león

El diente de león es una planta comestible con alto contenido en fibra, por lo que resulta beneficiosa para la salud intestinal. Además, es diurética y fortalece los huesos gracias a la presencia del calcio.

Lavanda

La infusión de lavanda es un remedio natural idóneo para mantener el equilibrio del sistema nervioso y mitigar síntomas como el estrés y la ansiedad. También actúa contra el dolor de cabeza o el dolor lumbar.

El botiquín completo de plantas medicinales de nuestro entorno es extensísimo e imposible de concentrar en un solo artículo. Por ello, te recomendamos que sigas nuestro blog para mantenerte informado sobre los principios activos de las plantas o que lo consultes con una herboristería.

Entradas relacionadas

Profesionalidad

Más de 30 años de experencia

Atención al cliente

De Lunes a Viernes de 8:00 - 15:00 h

Calidad

Ingredientes naturales de alta calidad

Fabricantes

Sin intermediarios

Pago Seguro

Pagos 100% seguros

Entregas en 24/48h

Días laborables, de lunes a viernes
© 2019 Dimefar